Clean Slate


Coreografía 
Diego Vázquez

Escenografía 
Diego Vázquez

Diseño de vestuario 
Diego Vázquez

Iluminación 
Carlos Arce y Diego Vázquez

Estreno 
Ballet de Morelos, 2009

Bailarines 
8

Duración 
13 min.



Música: Tabula Rasa, de Arvo Pärt

 

Tabula rasa y Clean Slate es una locución, latina y anglosajona respectivamente, que significan lo mismo: tablilla sin escribir. Esta expresión se aplica para algo que está exento de cuestiones o asuntos anteriores. El término "Hacer tabula rasa" se utiliza para expresar la acción de no tener en cuenta hechos pasados, similar a la expresión más moderna de "hacer borrón y cuenta nueva".  Más allá del dogma filosófico Tabla Rasa, que proclama la creencia de que la experiencia es el primer componente de cualquier conocimiento que se produzca en el ser humano, Diego Vázquez hace alusión al estado de absoluta paz que se genera en el ser humano cuando éste recibe el perdón.

Esta obra representa lo que ocurre en la mente agitada de una persona que experimenta la culpa y la necesidad del perdón. Si la primera imagen de Clean Slate es un ser humano en un sillón reflexionando sobre sus acciones, entonces el movimiento e imágenes generadas por los bailarines el resto de la obra podrían interpretarse como la articulación de los pensamientos dentro de la cabeza agobiada de este ser.  Los pensamientos no siempre son congruentes. Existen absurdos, como sucede en los sueños. Hay alteraciones inesperadas. Hay orden y  desorden. Sin embargo, predomina la búsqueda de un estado de calma.

Desde el punto de vista del autor de esta coreografía, no importa cuantas veces se intente iniciar de cero, sin perdón no hay paz. El perdón es una cualidad divina, por lo tanto, sólo puede producirse por intervención divina. Sólo Dios puede verdaderamente “hacer tabula rasa” en el corazón del ser humano.